24 de Mayo de 2017

Revista esoterica online

Mundo Interior. ArtŪculos.



Adivinaciůn mŠs allŠ del tarot. Adivinaci√≥n m√°s all√° del tarot.
Las otras mancias.
Muchas veces nos olvidamos que a parte de la lectura del tarot, existen otras artes adivinatorias o mancias con las que podemos visualizar el pasado, el presente y el futuro. Mancias que nos llevan a descubrir de manera tan exacta como el tarot nuestro posible devenir. En este art√≠culo vamos a intentar presentaros estas mancias menos conocidas pero tambi√©n muy interesantes para realizar predicciones y consultar nuestro pasado. Algunas de ellas incluso nos indicas acontecimientos de vidas pasadas, tales como pueden ser la cromniomancia (lectura de la bola de cristal) y la hipnosis o terapia regresiva. Aqu√≠ vamos a enumerar algunas pero hay m√°s, vamos a procurar comentar las m√°s extendidas y conocidas. - Runas Las runas de origen escandinavo son 25 piedras, consideradas m√°gicas, que contienen un s√≠mbolo procedente del alfabeto r√ļnico. Cada uno de los s√≠mbolos tiene un significado que nos marca hacia donde debemos ir. Normalmente se realiza un lanzamiento de las 25 runas y seg√ļn la posici√≥n que estas tomen nos desvelan que caminos debemos seguir y que devenires est√°n por llegar. Adem√°s se pueden obtener respuestas concretas para preguntas cortas, como por ejemplo que nos mantiene inquietos, utilizando una sola runa, se colocan las 25 runas dentro de un saco de seda y el consultante coge una de ellas, seg√ļn el s√≠mbolo dibujado se le presentar√° una respuesta concreta y clara. - Cafeomancia (lectura de los posos y/o resto del caf√©) La lectura de los posos del caf√© se dice que tiene su origen en Francia, pero estudios recientes han demostrado que se practicaba con anterioridad en regiones africanas, donde la religi√≥n vud√ļ (o alguna de sus versiones) utilizaban este m√©todo. La cafeomancia fue importada de las colonias francesas de Sudam√©rica donde los esclavos africanos eran llevados, llevando con ellos sus religiones. Fue el italiano Tom√°s Tamponelli el primero en escribir sobre esta mancia en un manual que data del siglo XVII, fue a partir de aqu√≠ cuando su uso se populariz√≥ sobre todo entre las clases altas europeas. Para la lectura de los posos del caf√© se hace beber a la persona una taza de caf√© amargo mientras se concentra en lo que quiera saber. A trav√©s de esta concentraci√≥n de energ√≠as en el acto de beber el caf√©, el recipiente donde este estaba contenido queda impregnado de las energ√≠as de la persona. Esto hace que en las paredes del recipiente y en el fondo queden posos con formas que nos indican lo que a la persona le preocupa. Tambi√©n hay gente que lee los posos del caf√© sobre un plato. Despu√©s de haber hecho la infusi√≥n de caf√©, los posos los esparce, la persona que consulta, en un plato de porcelana blanca y seg√ļn la forma en la que caigan se puede predecir el futuro de la persona que ha esparcido los restos. Ambas vertientes est√°n muy aceptadas, aunque hay gente que dice que es m√°s efectiva la del caf√© bebido porque la persona que consulta transmite sus energ√≠as de manera directa. - Criomniomancia (lectura de la bola de cristal) Una de las mancias m√°s antiguas importadas de oriente medio, en un principio esta lectura no se realizaba sobre una bola de cristal, esto m√°s de los tiempos modernos, del siglo XVI en adelante. Antiguamente se realizaba la lectura sobre espejos ya que se dec√≠a que reflejaban el futuro si se le√≠an en una hora determinada del d√≠a y con una luz adecuada. Fueron los egipcios los primeros en utilizar una bola pero no de cristal, sino de metal muy pulido, lo que conllevaba a reflejos espectrales que, seg√ļn los sacerdotes y sacerdotisas que practicaban este arte, pertenec√≠an a personas del pasado o a dioses que mostraban lo que a la persona consultante le iba a suceder. Fue pasados unos siglos cuando los videntes comenzaron a utilizar las bolas de cristal. Estas deben estar depositadas sobre un pa√Īo negro y en la habitaci√≥n donde se realiza la lectura de la bola s√≥lo debe haber la iluminaci√≥n de unas velas. Esto es as√≠ porque de esta manera se evitan que las formas que aparecen en la bola provengan de efectos √≥pticos. El vidente debe pasar la mano sobre la bola en varias ocasiones incluso colocar las manos de la persona que consulta sobre la bola, para que esta quede magnetizada, impregnada de las energ√≠as de la persona que consulta. Pasado un tiempo sobre la bola comienzan a aparecer colores y formas que el vidente interpretar√° indicando as√≠ lo que los esp√≠ritus quieren transmitir. Este m√©todo es muy utilizado por videntes y m√©diums ya que es su manera de comunicarse con el mundo et√©reo. Los movimientos de las formas en el interior de la bola tambi√©n nos pueden indicar el sentido de la predicci√≥n. La bola como vemos es pues s√≥lo un m√©todo para que las energ√≠as sean mostradas al vidente o m√©dium, por ello muchas veces la persona que consulta no logra ver nada, ya que los mensajes no le son mostrados directamente a ella. - Quiromancia (lectura de la mano) La quiromancia a lectura de la mano proviene seg√ļn la historia de los pueblos n√≥madas de los balcanes pero fue en la India donde se populariz√≥. Fueron los En esta mancia, personas expertas nos desvelan lo que nuestro destino tiene escrito para nosotros a partir de la morfolog√≠a de las manos. A pesar de lo que se piensa no s√≥lo se leen las l√≠neas de la mano, en este arte adivinatorio, se leen las l√≠neas, se estudia la forma, el tama√Īo de la mano y de los dedos e incluso los montes, curvas y huecos que se forman en nuestra mano y dedos. Esta mancia ha sido muy criticada porque se consideran todos los aspectos de la mano para realizar la lectura y seg√ļn el d√≠a en que la lectura se realice, nuestras manos pueden estar m√°s o menos castigadas, m√°s secas o hidratadas y mostrar predicciones diferentes debido a que las l√≠neas se vean mejor o peor definidas. - Hipnosis La hipnosis es una de las pocas mancias que es aceptada por la comunidad cient√≠fica, tanto en su vertiente conductivista (cuando se sugestiona al paciente para que realice determinadas acciones), como en su vertiente regresiva, donde se sugestiona al paciente para que recuerde hechos de su vida pasada. La hipnosis se basa en t√©cnicas de relajaci√≥n llevadas a cabo por el hipnotizador que bien con su voz o utilizando diferente objetos pendulares, llevan a nuestro cerebro a un estado de sopor que hacen que el subconsciente aflore y todos nuestros recuerdos, incluidos los de vidas pasadas, broten con fuerza de manera consciente. El individuo sometido a hipnosis cuando vuelve a su estado consciente puede no recordar nada de la sesi√≥n hipn√≥tica pero sin embargo si que sienten estados de √°nimo diferentes. La hipnosis es muy utilizada para aconsejar al individuo hipnotizado en como se debe tomar la vida y para hacerle consciente de las cosas que le han afectado en el pasado y le han llevado a decidirse por sus caminos futuros. - Conchas o Diloggun (lectura de conchas, caracolas, etc) Esta mancia pertenece a la religi√≥n vud√ļ y sus diferentes vertientes, son los santeros o los babalawos los que realizan la lectura de conchas y/o caracolas siempre de mar. Tambi√©n las santeras adoradoras de Yemay√° siguen la tendencia de lanzar las conchas apoyando sus predicciones con el tarot de yemay√°. Existen varios m√©todos de lectura dependiendo de la cantidad de conchas utilizadas. Desde 3 y hasta 16 conchas son lanzadas para desvelar el presente y futuro cercanos. Las santeras de yemay√° suelen utilizar o 3 o 5 conchas para lanzar, cuando las conchas caen bocarriba su significado es positivo, cuando caen bocabajo su significado es negativo, adem√°s el significado depende de la forma que adquieren estas conchas al ser lanzadas y de la distancia que adquieren entre ellas. Los santeros y babalawos utilizan las 16 conchas o caracolas, lanzadas sobre un tablero especial para ellas, leyendo los santeros solo 12 de estas conchas/caracolas ya que el resto est√°n reservadas para la lectura superior de los babalawos. Es un m√©todo adivinatorio muy eficaz para predicciones de presente y/o futuro cercano y muy utilizado en Sudam√©rica y √Āfrica. - Radiostesia (Adivinaci√≥n con el p√©ndulo) Este m√©todo adivinatorio consiste en colocar un p√©ndulo sobre alguna parte del cuerpo del consultante (normalmente la mano) para que as√≠ se transmita al p√©ndulo la energ√≠a de la persona consultante. Mediante preguntas concretas de si o no el p√©ndulo con sus diferentes movimientos indican a la persona consultante que caminos seguir. Es una mancia muy utilizada para saber si hay embarazos e incluso el sexo del beb√©. El tipo de movimiento puede significar cosas diferentes seg√ļn quien est√© leyendo el p√©ndulo, aunque lo normal es que movimientos circulares nos indiquen SI y movimientos lineales nos indiquen NO. A parte de los radiostesiste, hay cartomantes, tarotistas, que se apoyan en los movimientos del p√©ndulo sobre el tarot para conseguir concretar las respuestas a las preguntas realizadas. - Numerolog√≠a (Adivinaci√≥n por la simbolog√≠a de los n√ļmeros tales como fechas de nacimiento) La numerolog√≠a se basa en el estudio primitivo de los n√ļmeros que componen por ejemplo nuestro nombre y nuestra fecha de nacimiento. En el caso del nombre cada letra tiene un peso (un valor num√©rico). Mediante sumas sucesivas de estos n√ļmeros se llega a conseguir un n√ļmero del 1 al 9, que tiene un significado primigenio. - Astragalomancia (lectura de dados) Esta mancia procede la antigua roma donde se utilizaba el astr√°galo en Espa√Īa conocida como la taba (hueso del tarso) para adivinar el futuro, seg√ļn como ca√≠a el hueso y el recorrido que hac√≠a ten√≠a uno u otro significado. De ah√≠ se produjo la derivaci√≥n al lanzamiento de dados. La lectura de dados consiste en el lanzamiento de uno o dos dados mientras se formula una pregunta al aire. Seg√ļn el n√ļmero aparecido en los dados se obtiene una respuesta. Es una mancia que ya apenas se utiliza pero a√ļn algunos chamanes siguen practic√°ndola. - Dominomancia (lectura de fichas del domino) Este arte adivinatorio proviene de china del siglo X y se populariz√≥ en el siglo XV en Francia donde fue practicado con mucha aceptaci√≥n. Seg√ļn la posici√≥n de las fichas y de los n√ļmeros representados el lector adivina tanto hechos del pasado, como del presente y futuro de la persona que consulta. Normalmente el consultante mueve las fichas con la mano izquierda haciendo movimientos circulares para conseguir transmitir sus energ√≠as a las fichas, despu√©s el lector coge de 5 a 25 fichas (siempre impares) y realizando diferentes figuras responde a las preguntas de la persona que consulta. - Salimancia o Alomancia (lectura de la sal) La sal muy apreciada en la antig√ľedad es lanzada a una hoguera y seg√ļn los colores, sonidos y chisporroteos producidos por esta sal, se hace una lectura u otra de los acontecimientos que est√°n por venir. Normalmente es un cham√°n quien realiza este ritual del lanzamiento de sal mientras observa a la persona que quiere consultar. Existen muchas otras mancias, algunas m√°s o menos populares, incluso algunas extintas que vamos a nombrar simplemente para que pod√°is seguir investigando si os ha interesado el tema: - Teomancia (adivinaci√≥n a partir de textos sagrados la c√°bala jud√≠a es la m√°s conocida) - Antropomancia (Lecura de las v√≠sceras de un ser humano o animal) - Monemancia (Adivinaci√≥n a trav√©s del lanzamiento de monedas normalmente de un metal noble) - Ornitomancia (Adivinaci√≥n del futuro a trav√©s del vuelo y el canto de los p√°jaros) - Necromancia o nigromancia (Adivinaci√≥n a trav√©s de la invocaci√≥n de los esp√≠ritus) - Filodoromancia (Lectura de las hojas y p√©talos de una rosa, se utilizaba para adivinar el futuro amoroso) - Velomancia (Lectura de los restos dejados por la cera consumida de una vela) - Ictiomancia (Lectura de las v√≠sceras de un pez) - Petromancia (Lectura de las piedras) - ? C√≥mo aqu√≠ vemos casi cualquier cosa nos puede servir para predecir el futuro, todo depende de lo que al lector, adivinador o como queramos llamarlo, le inspire para poder conectar con las energ√≠as universales y as√≠ de esta manera hacernos llegar a nosotros que nos depara el futuro, que nos muestra nuestro presente y que devenires pasados han marcado nuestra existencia.







Valid HTML 4.01 Transitional