19 de Noviembre de 2017

Revista esoterica online

Mundo Interior. Artículos.



Vudu, la magia haitiana Vudu, la magia haitiana
Patrocinado por Tarot Artenara

El vudú, religión mágica.
Los haitianos son un pueblo fuerte y luchador, con mucha tradición mágica y mística, muchos de ellos encuentran la fuerza en su principal religión... el vudú, una religión muy desconocida pero que profesan en el mundo más de 50 millones de personas. Es una religión asociada con la santería y la magia, pero también con la naturaleza y la vida.

Mucha gente asocia esta religión a la magia negra por prácticas que se realizaron en el pasado, pero hemos de decir y descubriros a todos que el vudú es una religión naturista, que basa todos sus pilares en la naturaleza y en dioses que aplican sus fuerzas sobre ella.

Como dato curioso explicar que la leyenda de los zombies viene de prácticas que se realizaban en esta religión. Antiguamente cuando los hechiceros querían conseguir a alguien para que fuera su "esclavo" o seguidor incondicional, envenenaban a esa persona con un veneno que lo dejaba en estado de letargo, por lo que familia y gente de su alrededor pensaba que había muerto, este cuerpo se enterraba por un plazo de unas 3 horas y al pasar ese tiempo el hechicero lo desenterraba y le hacía tragar el antídoto, el veneno dejaba dañado el cerebro de los futuros "esclavos" con lo cual la familia pensaba que era un no muerto y ya no quería volver a saber de él, el hechicero entonces disponía de una persona manejable que acataba sus órdenes sin discusión.

Los famosos muñecos vudú que se utilizan en rituales mágicos, se usaban tanto para dañar a una persona que se comportaba mal, como para ayudarla a mejorar físicamente (de salud). Se supone que el muñeco realizado con materiales naturales, representa a la persona que se quiere dañar/ayudar. El sacerdote vudú transporta la esencia (el alma) de la persona al muñeco y a través de él lo sana o daña utilizando puntos estratégicos (que en muchos casos equivalen a los puntos de acupuntura y los chakras), que pincha con un alfiler. Sólo a los sacerdotes vudú, se les presupone esta extraña capacidad de transportar el alma de manera temporal y después devolverla al cuerpo.

El vudú se originó en áfrica, donde desde su comienzo fue considerado una práctica de artes mágicas. Se inicio como una práctica de fe religiosa, donde se realizaban cánticos y alabanzas a los dioses suplicando por su hogar, sus vidas y el amor. Cuando los españoles y franceses empezaron a trasladar esclavos de áfrica hacia Sudamérica también exportaron esta religión, que al llegar a Haití se mezcló con la religión de los indios Arawaks, autóctonos de la zona y el catolicismo que exportaron los españoles, de esta mezcla de religiones y creencias nace el vudú moderno, que mezcla las antiguas creencias con una religión politeísta basada en dioses de la naturaleza. La religión recibe el nombre de Yoruba, el vudú digamos que representa toda la parte mágica y de rituales y hechizos de esta religión.

Cuando ocurren grandes desastres naturales como el del terremoto que Haití sufrió hace unos años, la religión yoruba o el vudú, lo achacará a una reequilibración de fuerzas que han sido sobrepasadas en este caso por el hombre que ha sido el más dañado en esta gran catástrofe, pero si hay algo interesante de esta religión es que es muy positiva y da mucha fuerza aquellas personas que la profesan, ya que saben ver siempre el lado positivo de todo lo que sus dioses les envían.

Como curiosidad y fin os dejamos una pequeña descripción de los 7 dioses principales de esta religión:

ORULA: Dios del destino. Es el Orisha de la adivinación, el oráculo supremo. Es el gran benefactor de la humanidad y su principal consejero. El revela el futuro a través del secreto de Ifá. Es así mismo un gran curador, quien ignore sus consejos puede sufrir los avatares producidos por Eshu.

ESHU: Dios de la venganza. Rige las manifestaciones de lo malévolo. Para que se manifieste lo benévolo hay que tener en cuenta el mal y tomar precauciones para evadirlo. Es el que siempre esta haciendo trampas y engaña a los Orishas y hombres en las diferentes leyendas.

OSUN: Dios de la guerra. Es uno de los primeros Orishas y Oshas que recibe cualquier individuo. Osun es un Orisha que consagran los Awa ni Orunmila y sólo éstos tienen potestad para entregarlo. Osun representa al espíritu ancestral que se relaciona con el individuo genealógicamente y que le guía y advierte. Es el vigilante, el guardián, la vigilia. Osun junto con Elegua, Oggun y Oshosi simboliza a los ancestros de un individuo específico.

SHANGO: Dios del rayo y del fuego. Es el rey de la religión Yoruba y uno de los Orishas más populares de su panteón. Shango es un Osha y está en el grupo de los Oshas de cabecera. Orisha de la justicia, la danza, la fuerza viril, los truenos, los rayos y el fuego, dueño de los tambores Bata, Wemileres, Ilu Bata o Bembes, del baile y la música; representa la necesidad y la alegría de vivir, la intensidad de la vida, la belleza masculina, la pasión, la inteligencia y las riquezas. Es el dueño del sistema religioso de Osha-Ifa. Representa el mayor número de situaciones favorables y desfavorables.

ELAGUA: Dios de los viajeros. Es la protección primera, ya que es el quien abre los caminos para continuar en la religión. Los no iniciados o aleyos deben recibirlo o consagrarlo como primero. Es la vista que sigue un camino, se convierte en un guerrero temible y feroz cuando se une a Oggun y Oshosi, nada lo detiene. Elegua es uno de los primeros Oshas u Orishas que se recibe.

YEMAYA: Diosa del mar y las aguas. Diosa de la fertilidad y las mujeres. Es la madre de todos los hijos en la tierra y representa al útero en cualquier especie como fuente de la vida, la fertilidad y la maternidad. Ia Omo Aiya. Yemaya es un Osha y está en el grupo de los Oshas de cabecera. En la naturaleza está simbolizada por las olas del mar, por lo que su baile se asemeja el movimiento de las mismas.

OBATALA: Dios del bien. Es el padre de todos los hijos en la tierra, es el creador de los seres humanos y todo lo que habita en el planeta. Como creador es regidor de todas las partes del cuerpo humano, principalmente de la cabeza, de los pensamientos y de la vida humana, dueño de la blancura o donde participa esencialmente lo blanco como símbolo de paz y pureza. Obatala es el dueño de los metales blancos, sobre todo la plata. Representa la creación que no es necesariamente inmaculada; lo magnánimo y superior, también la soberbia, la ira, el despotismo y las personas con defectos o dificultades físicas y mentales.

En esta religión, no existe una estructura religiosa homogénea, un sacerdote vudú tiene la función de ponerse en contacto con los Dioses invocados, hablando el Dios a través de él, por lo que se atribuye a los sacerdotes un gran poder místico. Los sacerdotes son llamados "Hougan" si se trata de un hombre, o "Mambo" si se trata de una mujer. Cuando estos sacerdotes se pasan al lado oscuro o utilizan su poder para hacer el mal, se les llama "Bokor". Estos últimos son los que suelen realizar los amarres mágicos, los rituales de daño y destrucción. Pero debemos aclarar que son los menos, normalmente los sacerdotes vudú, utilizan sus capacidades para ayudar al pueblo y sus seguidores.

Esperamos que este artículos os ayude a comprender un poco mejor esta curiosa religión.







Valid HTML 4.01 Transitional