24 de Mayo de 2017

Revista esoterica online

Mundo Interior. Artículos.



AMOR DE VERANO AMOR DE VERANO
Un recuerdo inolvidable

Sol, arena y mar; un ambiente relajado y alegre; chicos y chicas en poca ropa divirtiéndose e intercambiando gestos coquetos y provocadores...

¿Quién no tuvo un amor de verano alguna vez? Creo que todos y muchas veces también hemos sufrido por los desapegos de estos amores.

Hace una década o un poco más, un amor de verano era sencillamente eso... Duraba lo que alcanzaba nuestro período de vacaciones y luego la relación se terminaba cuando volvíamos a nuestro lugar de origen.

En algunos casos, la pareja trataba de mantener el contacto vía postal, lo cual era casi terrible porque los servicios postales casi siempre dieron que desear.

Hoy en día, el contacto es mucho más fluido gracias a Internet y los teléfonos celulares, por lo cual se hace más fácil continuar, aunque sea, una relación a distancia o un mero contacto con quien supo hacernos pasar un romántico y hermoso verano.

Un amor de verano es único y nunca se olvida, pero para que prospere, no tenemos más que buscar las formas de mantener el contacto fluido para que esta relación pueda mantenerse en el tiempo y tal vez convertirse en una relación bien puesta y plantada.

Para eso, el email, los mensajeros instantáneos y los teléfonos celulares se convierten en nuestros aliados más seguros.

Tenemos que tener en claro una cuestión y es que desde el vamos, tenemos que plantear esta relación claramente con la otra parte. Si la otra parte está de acuerdo en que prospere, pues bien, haremos todo lo posible para que sea así, pero si la otra parte solamente quiere un romance de verano "a la antigua" no queda otra cosa que disfrutar el momento y luego volver a empezar, después de las vacaciones.

Las relaciones casuales que según expertos en la salud mental, son más frecuentes durante esta época del año tienen una razón de ser. Psicólogos argumentan que existen varios factores físicos y mentales que influyen para que este tipo de relaciones se den con mayor frecuencia. Por un lado, durante la primavera pero sobre todo en el verano, la producción de feromonas y hormonas del bienestar aumentan tanto en hombres como mujeres, provocando mayor atracción.

Del lado mental, en el verano estamos más relejados ya que por un rato dejamos a un lado la rutina y las preocupaciones, disponemos de más tiempo libre, tenemos la oportunidad de integramos a un ambiente liberador y desinhibido que nos permite estar más en contacto con nuestro cuerpo y sus necesidades; ponemos más atención a los estímulos del exterior, por lo que nuestros sentidos aumentan su intensidad.



Pues estos factores actuando en conjunto, nos dejan en un estado vulnerable en el que nos es más fácil tener una relación, que si no es bien llevada causará grandes y desagradables consecuencias. Los amores de verano pueden llegar a ser muy intensos, por lo mismo debemos tratarlos con cuidado. Para empezar son amores pasajeros y quizás este es un elemento que los hace aún más irresistibles, pero cuando ya tenemos una relación o se involucra el corazón, seguramente alguien saldrá muy lastimado. Y que decir de las consecuencias de haberte involucrado sexualmente con alguien que apenas conoces y sin ninguna precaución. Las relaciones pasajeras nos pueden dejar buenos y divertidos recuerdos, o llegar a ser una mala y tormentosa experiencia, así que piénsalo, toma conciencia y asume las responsabilidades de tener un amor o aventura veraniega. Y pon atención a los siguientes consejos si piensas salir de vacaciones con tus amigos, y entre tus objetivos esta ligarte a una chica o un chico. - Tú eres quien tiene el poder de decidir la dirección que tomará una relación pasajera; nadie puede obligarte a hacer lo que no quieres. -No juegues con los sentimientos de los demás; quizás en las vacaciones decidas relacionarte con alguien e incluso pasar a un plano más íntimo, pero no sabes como va a reaccionar la otra persona, ¿que tal si termina enamorándose? -No hagas lo que no te gustaría que te hicieran .Si ya tienes a tu pareja y quieres vivir una relación durante el verano sólo por diversión, primero piensa en las consecuencias que traerá para él o ella para ti y su relación; imagínate vivir con el remordimiento o pensar que tu pareja puede hacerte lo mismo. - Si finalmente le fuiste infiel a tu pareja durante tus vacaciones, enfrenta la situación y confiésalo; acepta las consecuencias y asegúrate de haber entendido bien la lección para no volver a cometer el mismo error. -No tomes decisiones bajo los efectos del alcohol, te arrepentirás. Si estas libre y tienes la oportunidad de conseguir pareja en el verano, lleven la relación sobrios porque ya con unas copas encima pueden ocurrir muchísimas cosas que lamentarán. Y si de plano crees que no podrás resistirte a esas micheladas, margaritas o piñas coladas, pues entonces pídele a un amigo(a) que este al pendiente de ti por esa noche.







Valid HTML 4.01 Transitional