19 de Noviembre de 2017

Revista esoterica online

Mundo Interior. Artķculos.



El cazador de sueńos El cazador de sueƱos
Patrocinado por Blog Tarot Artenara

La leyenda del atrapasueƱos
Un atrapasueƱos o un cazador de sueƱos es un objeto hecho a mano, cuya base es un aro fabricado con madera, los indios normalmente utilizaban madera de sauce, con una red floja en su interior y decorado con diversos objetos (comĆŗnmente plumas y ramitas). SegĆŗn la creencia popular, su funciĆ³n consiste en filtrar y cuidar los sueƱos de las personas, dejando pasar sĆ³lo los sueƱos y visiones positivas; desechando las negativas, como las pesadillas.

LA LEYENDA DEL ATRAPASUEƑOS

Hace mucho tiempo cuando el mundo era joven, un viejo lĆ­der espiritual llamado Lakota estaba en una montaƱa alta y tuvo una visiĆ³n. En esta visiĆ³n aparecĆ­a, el gran maestro bromista de la sabidurĆ­a, apareciĆ³ en la forma de una araƱa. Iktomi que asĆ­ se llamaba le hablo en un lenguaje sagrado, que solo los lĆ­deres espirituales de los Lakotas podĆ­an entender.
La araƱa tomo un aro de sauce, del sauce de mayor edad, recogiĆ³ unas plumas, pelo de caballo, ramitas y flores, y con lino y algodĆ³n empezĆ³ a tejer una telaraƱa.
La araƱa habla con el anciano acerca de los cƭrculos de la vida, de como empezamos la vida como bebes, crecemos a la niƱez, despuƩs a la edad adulta y finalmente vamos a la vejez, donde nosotros debemos ser cuidados como cuando Ʃramos bebes completando el circulo.
Pero Iktomi dijo mientras continuaba tejiendo su red, en cada tiempo de la vida hay muchas fuerzas, algunas buenas otras malas, si te encuentras en las buenas fuerzas ellas te guiarĆ”n en la direcciĆ³n correcta. Pero si tĆŗ escuchas a las fuerzas malas, ellas te lastimarĆ”n y te guiarĆ”n en la direcciĆ³n equivocada.
Hay muchas fuerzas y diferentes direcciones y pueden ayudar a interferir con la armonƭa de la naturaleza. TambiƩn los grandes espƭritus pueden ayudar y cambiar nuestro camino.
Mientras la araƱa hablaba continuaba entretejiendo su telaraƱa, empezando de afuera y trabajando hacia el centro. Creando cƭrculos y lƭneas cortantes.
Cuando Iktomi termino de hablar, le dio al anciano Lakota, la red y le dijo: Observa la telaraƱa es un cƭrculo perfecto, pero en el centro hay un agujero, usa la telaraƱa para ayudarte a ti mismo y a tu gente, para alcanzar tus metas y hacer buen uso de las ideas de la gente, sueƱos y visiones.
Si tu crees en el gran espƭritu, la telaraƱa atraparƔ tus buenas ideas y las malas se irƔn por el agujero.
El anciano Lakota, le pasĆ³ su visiĆ³n a su gente y ahora los indios Siux usan el atrapasueƱos como la red de su vida.
Este se cuelga encima de las camas, en la casa para escudriƱar los sueƱos y visiones. Lo bueno de los sueƱos es capturado en la telaraƱa de vida y enviado a quienes estƔn bajo el influjo del atrapasueƱos, lo malo de los sueƱos escapa a travƩs del agujero en el centro de la red y no serƔ mƔs parte de ellos.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Los atrapasueƱos se originaron en la naciĆ³n nativa norteamericana de Ojibwa durante el movimiento pan-indio. En la dĆ©cada de los 1960 y 1970 fueron adoptados por los nativos norteamericanos de diferentes pueblos. Incluso, llegaron a ser vistos como un sĆ­mbolo de identificaciĆ³n de la cultura nativa, sin embargo, otros nativos norteamericanos los consideran como algo chabacano y muy comercial, al ser hechos y comercializados por extraƱos.

El atrapasueƱos, colgado sobre la cabecera de la cama, es usado a menudo como un hechizo para proteger a los niƱos de las pesadillas y de las visiones malignas.

El tambiƩn llamado "cazador de sueƱos" se hizo muy popular fuera del pueblo Ojibwa y de las tribus pan-indƭgenas. En la actualidad, son fabricados, exhibidos y vendidos en muchas partes del mundo.

Aunque si querĆ©is que el atrapasueƱos tenga toda su fuerza lo mejor es que lo hagais vosotros mismos. Tomad un aro de madera noble y tejed en su interior una tela de araƱa con un agujero en el centro. Es importante hacerlo con algo natural, lana, lino o algodĆ³n, no con fibras sintĆ©ticas y adornarlo con elementos que nos gusten y nos den fuerza, plumas, flores y hojas secas, ramitas, todo lo mĆ”s natural posible. Si colocĆ”is piedras en Ć©l que sean cuarzos, piedras de sal, etc... No coloquĆ©is cristales tratados ni plĆ”sticos.







Valid HTML 4.01 Transitional