19 de Noviembre de 2017

Revista esoterica online

Mundo Interior. ArtŪculos.



La astenia primaveral La astenia primaveral
El dolor encubierto

En esta √©poca del a√Īo, en la primavera, parece que todo vuelve a la vida tras el fr√≠o invierno. Las plantas reverdecen, florecen y muestran todo su esplendor al mundo, como queriendo saludar a ese sol que cada d√≠a brilla con m√°s fuerza y durante m√°s horas. Todo se torna colorido y brillante.

A los j√≥venes y no tan j√≥venes las hormonas se les alteran provocando esos enamoramientos locos que, en un momento determinado, nos han llevado a todos a realizar m√°s de un movimiento extra√Īo y divertido en nuestra vida, que al final, queda como una an√©cdota a recordar de por vida.

Pero no siempre esta √©poca es divertida y alocada, a veces es una √©poca que nos entristece, nos cansa y agotia sin motiva aparente y nos lleva a profundas depresiones que no tienen una explicaci√≥n racional. Normalmente le ocurre a personas entre los 25 y los 50 a√Īos y sobre todo a las mujeres, aunque tambi√©n afecta a los hombres pero de manera menos significativa.

Existen dos tipos de astenia primaveral muy diferenciados:

- El de origen físico en el que las personas se sienten agotadas y cansadas, con dolores musculares profundos, incluso a tener bajadas de defensas fuertes que pueden provocar fuerte catarros y enfermedades leves pero muy molestas.

- El de origen nervioso, que altera la percepción emocional del mundo. Deriva en un cansancio psíquico que impide realizar cualquier tipo de activudad intelectual, provocando una profunda sensación de frustración y tristeza que incluso puede terminar en una fuerte depresión.

Síntomas principales que delatan que una persona sufre astenia primaveral:

- Cansancio.
- Falta de apetito.
- Tristeza.
- Frustación instantánea ante los fracasos.
- Tensión arterial baja.
- Dolor de cabeza.
- Malestar físico (sobre todo muscular) .
- Ausencia de interés sexual.
- Pérdida de memoria temporal.
- Falta de inter√©s por la vida y hechos importantes (cumplea√Īos, fiestas, etc?).
- Insomnio nocturno acompa√Īado de adormilamiento a lo largo del d√≠a.


Hay varias maneras de enfrentar esta enfermedad pero los principales consejos que dan los médicos son:

- Dormir tanto tiempo como sea necesario.
- Hacer ejercicio ligero a lo largo del día, yoga, taichí, andar, yoggin suave... etc.
- Comer alimentos energéticos tales como las legumbres, pastas y chocolates combinados con platos de frutas.
- Tomar suplementos naturales como el polen, la jalea real o la levadura de cerveza.


Aunque todo esto no soluciona el problema si que ayuda mucho a paliar los síntomas físicos, en cuanto a los problemas emocionales, lo mejor es no ponerse retos intelectuales complejos y no olvidar que las personas que nos quieren y nos rodean estarán dispuestas en todo momento a apoyarnos. El sentir a una persona que nos quiere cerca nos ayudará a no caer en la tristeza.

Es una época de muchos cambios energéticos y también cambios físicos en el tiempo y eso es lo que acaba por alterarnos. Como cualquier ser vivo reaccionamos a los cambios de nuestro entorno incluso a aquellos de los que no somos completamente conscientes.

Lo mejor cuando nos pase esto es tener claro que es algo pasajero que puede durar entre 2 semanas y 2 meses, que hay complementos que nos pueden ayudar y si nos encontramos realmente mal, los médicos pueden asesorarnos.









Valid HTML 4.01 Transitional